May 21

Comunicas o eres invisible: empieza a diferenciarte de la «masa» de entidades sociales

La escasa proyección pública de las organizaciones sociales en España ha condicionado siempre su desarrollo y ahora, es un factor de riesgo para su desaparición. Las organizaciones tienen que explicar quiénes son, qué servicios ofrecen y cómo gestionan sus recursos; es decir, incorporar en sus estructuras la comunicación y la transparencia. Si los recursos económicos públicos, su mayor fuente de financiación, se van reduciendo, las aportaciones privadas deberían potenciarse.

En el ámbito local, muchas organizaciones sociales ofrecen servicios básicos para la sociedad (atención sociosanitaria, integración de la personas con discapacidad, defensa de los derechos humanos y de la igualdad, protección del medio ambiente…). Es en este entorno en el que mejor pueden darse a conocer y diferenciarse, incrementar el número de personas a las que atienden e implicar a los ciudadanos sin cuestionar el dinero que invierten en comunicación (y que suele ser escaso). ¿Por dónde empezar? Si hablamos de comunicación, se pueden dar unos primeros pasos:

  • Profesionalización: que una entidad social no disponga de recursos para contratar a un profesional no impide que cuente con sus servicios. Un asesor puede participar de forma externa en proyectos concretos que proyecten una buena imagen de la organización.
  • Agencias o profesionales de la comunicación compartidos: un solo experto en comunicación puede prestar servicios comunes a varias entidades.
  • Mejorar (o crear) las páginas web de las entidades: internet es una puerta de entrada tan valiosa como inútil si las entidades no ofrecen información clara sobre su actividad, contacto, responsables…
  • Incrementar la participación social de las entidades: más allá de las acciones de comunicación propias, la colaboración con otras entidades y grupos de interés ofrece una imagen abierta y participativa.

Según el Anuario del Tercer Sector de Acción Social en España, sólo el 27 por ciento de las entidades cuentan con partes especializadas en comunicación y márketing aunque, al mismo tiempo, el 60 por ciento declaran realizar habitualmente campañas o acciones de comunicación. No serán muy eficaces cuando los ciudadanos percibimos a las entidades del Tercer Sector como una masa informe en la que sólo nos suenan nombres Oxfam, Cáritas, Cermi o Atades…pero que en realidad, está compuesta por miles de pequeñas organizaciones que aportan beneficios a la sociedad.