Jun 11

Trabajadores y voluntarios, un altavoz para las organizaciones

Los mejores transmisores de la imagen, los valores y buena gestión de las organizaciones son quienes forman parte de ella: trabajadores y voluntarios. Pero ¿qué ocurre cuando la imagen que tienen los colaboradores de la entidad no es la misma que se quiere proyectar?. Es un síntoma de mala comunicación y, al mismo tiempo, un primer paso. Preguntar a los más cercanos sobre la imagen que tienen de nosotros nos ayuda a mejorar la gestión y a comunicar mejor quiénes somos.

La revisión de la estrategia de comunicación de una entidad social debe comenzar por el diálogo. Si hasta la fecha no se han alcanzado los objetivos de comunicación, es obligado preguntar por qué, dentro y fuera. Un responsable de comunicación debe comparar la respuesta que dan sus públicos a dos preguntas: “¿Cómo quiero que me conozcan?” y “¿cómo me conocen?”, y basar su estrategia en alinearlas.

De lo que estamos hablando es de que, cuando una persona hace un comentario a sus amigos sobre la organización en la que trabaja, está dando una imagen de la misma y los matices, importan.

Las entrevistas y dinámicas de grupo con trabajadores y voluntarios nos van a dar muchas pistas sobre los mensajes que circulan, muchas veces como un teléfono roto. Se puede elaborar algún tipo de encuesta anónima para que los trabajadores respondan sin embargo, los talleres o dinamizaciones con la participación de todos los profesionales son más abiertas y aportarán más información.

Lo que un responsable de comunicación debe de tener en cuenta respecto a los trabajadores y los voluntarios:

  •  La gestión de los recursos humanos tiene que ser coherente con los principios y valores que rigen la entidad.
  • Todo comunica, pero no todos son comunicadores.
  • Una persona que trabaja en una organización la ha elegido porque cree en su causa y, de alguna forma quiere ayudar a mejorar la sociedad.
  • perfiles diferentes, diferente impacto de las respuestas: no es lo mismo la atención directa a los usuarios, con la implicación emocional que puede conllevar, que un puesto administrativo.
  • Comunica desde el reconocimiento del trabajo de todos, miembros del equipo y voluntarios.